Donde estoy? | San Miguel > Principal > Joyas de la Reina de la Paz se lucen solo en la procesión

Joyas de la Reina de la Paz se lucen solo en la procesión

Publicado el día Lunes 21, noviembre 2011

La corona que luce la imagen de la Reina de la Paz, la palma de su mano derecha y la corona del niño están resguardadas en un banco de San Miguel, son de oro puro, su valor es incalculable hoy en día y por ello se lucen solo el día 21 de noviembre, fecha que se conmemora desde 1787, tras el primer milagro, cuando el volcán Chaparrastique hizo una de sus más grandes erupciones.

La imagen casi siempre lleva la corona original en la procesión del 21 de noviembre, esta es resguardada por militares, agentes de la PNC y la población católica, que participa en la actividad religiosa todos los años con fervor.

Cuenta la historia que la lava ardiente amenazaba con destruir la ciudad, pero que los vecinos angustiados decidieron, en clamor unánime, sacar la bella imagen de Nuestra Señora de la Paz a la puerta principal de la parroquial.

Ellos suplicaban con fervientes oraciones su protección maternal e inmediatamente las fuerzas volcánicas tomaron el rumbo sur, cubriendo así con su material ígneo grandes cantidades de tierra fértil y parte de la laguna El Jocotal.

Momentos después de ese milagro, dice la historia que se dejo ver con claridad el cielo limpio “una bellísima palma, formada por blancas nubes”, cuyo pie posaba en el inmenso cráter del volcán.

Según consta en libros de historia, la Reina de la Paz, a lo largo de sus 328 años de ser patrona de los migueleños, ha logrado muchos milagros, que se vuelven incontables, a favor de sus fieles.

Para los miles de migueleños católicos hay dos milagros que se recuerdan con mucha ternura y devoción. Uno es el del volcán Chaparrastique, ya contado, y el de la Centella, que fue a principios del siglo pasado.

Sobre ese relato se dice que el 25 de junio de 1905 un rayo fulminó sobre la cúpula de la iglesia parroquial San Francisco, sitio donde provisionalmente se guardaba la imagen de la Virgen de la Paz.

En ese tiempo se dice que la iglesia catedral estaba siendo construida, por ese motivo la imagen estaba en ese lugar. Según testigos de aquel tiempo, “una chispa provocó un gran incendio dentro del templo, el cual quemó totalmente el camarín y el vestido de la Virgen”. Lo que sí notaron fue que la imagen no tuvo ningún otro problema más que quedo ennegrecida por el humo, está sorprendentemente intacta. Ese milagro fortaleció la fe de todos los católicos de esa época.

 Reina de La Paz cumple 90 años de ser coronada

Por privilegio del Papa Benedicto XV, la sagrada imagen de Nuestra Señora de la Paz fue coronada el 21 de noviembre de 1921: una fecha histórica, que llenó de entusiasmo y de fervor mariano a todos los salvadoreños.
El primer Obispo de San Miguel, Monseñor Dueñas y Argumedo –yacente en la cripta del Santuario- obtuvo de S.S. Benedicto XV la Coronación Canónica de la Virgen de la Paz. La ceremonia tuvo lugar en el parque frente a la Catedral. Se efectuó después de la Misa Pontifical oficiada por Monseñor Dueñas.
En memoria de este acontecimiento se celebra cada aniversario con solemnes festejos eucarísticos y una grandiosa procesión, llevando en oración triunfal la Santa Imagen con gran devoción y entusiasmo.
También desde entonces quedo establecida la “Romería de Peregrinos” en honor a la Reina de la Paz. El 25 de abril de 1953, el Papa Pío XII proclamó a Nuestra Señora de la Paz Patrona de El Salvador.




Deja un comentario